Notimex. 23.02.2017 – 18:11h De las muertes registradas durante 2015 en México, por lo menos 29 mil son atribuibles a la mala calidad del aire por el ozono y las partículas, de acuerdo con el Instituto de Salud, Métricas y Evaluación (IHME por sus siglas en inglés), indicó Amparo Martínez Arroyo.

En el taller para medios de información, “La Calidad del Aire en la Megalópolis”, la directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) expuso que por ello es indispensable cobrar conciencia acerca de los impactos de la contaminación.

Reveló que la contaminación del aire que afecta a todas las zonas urbanas del mundo es un importante riesgo para la salud, de manera que se ubica como el quinto factor de peligro para la salud por el número de muertes prematuras que causa.

Ante ello, uno de los retos que se enfrenta con las nuevas medidas para activar la contingencia ambiental y controlar la emisión de automotores es reducir estas muertes causadas tanto por ozono como por las partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) y las menores a 10 micrómetros (PM10).

En ese sentido refirió que tan solo con cumplir la NOM de protección de la salud se puede ayudar a prevenir la muerte de por lo menos ocho mil 464 personas y de hasta nueve mil 767 en el caso de los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el caso de las PM2.5.

Lo mismo ocurre en el caso de las PM10, ya que al guardar las indicaciones de la NOM y la Organización Mundial de la Salud pueden ayudar a evitar el fallecimiento prematuro de hasta dos mil 757 personas en el primer caso y de hasta 12 mil 89 en el segundo.

Al respecto, el coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), Martín Gutiérrez Lacayo, reconoció que de 2015 a 2016 se produjo un incremento en el comportamiento epidemiológico de males como la conjuntivitis y la neumonía.

En el primer caso, el Consejo de Vigilancia de Salud de la Ciudad de México reveló que en ese lapso se tuvo un incremento de 86 por ciento en el caso de conjuntivitis, en tanto que de neumonía y bronconeumonía el aumento fue de 56 por ciento.

Estos padecimientos indudablemente son atribuibles a las condiciones generadas por la acumulación de partículas contaminantes en el aire y que han generado un importante incremento de enfermedades de asma con siete mil 237 casos.

En el caso de conjuntivitis, se registraron 28 mil 855 casos; de infecciones respiratorias agudas hasta 844 mil 156; y otitis media aguda, nueve mil 885 casos.

Dichas cifras han podido ser registradas gracias a las 200 unidades centinela que dan un seguimiento epidemiológico de afectaciones a la salud y que operan desde octubre de 2006 con ese fin.

Gutiérrez Lacayo reconoció que aunque ha habido un importante avance en el control y reducción de contaminantes, a partir de la aplicación de los programas de control vehicular como el “Hoy no Circula” aún falta mucho por hacer, por lo que este año se consolidarán más acciones para garantizar el cuidado de la salud.

Fuente: 20minutos.com.mx